X

Este sitio web utiliza cookies. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de uso de Cookies. Acepto

Efecto Invernadero

El efecto del calentamiento atmosférico y la teoría del efecto invernadero fueron definidos científicamente por el sueco Svante August Arrhénius (1859 -1927), premio Nobel de Química en 1903, quien los relacionó con los grandes ciclos geoquímicos. Arrhénius no da al efecto invernadero connotación catastrófica sino que lo consideraba benéfico. Creía que el efecto invernadero debido a la actividad económica sería una solución técnica para impedir la próxima era glacial. Sin embargo, asocia la modificación del clima con los efectos del uso de combustibles fósiles por las naciones industrializadas. ¿Y qué causa el calentamiento atmosférico, si 99 % de la atmósfera está constituida por nitrógeno y oxígeno, que no absorben mucho calor? Los científicos han descubierto que el dióxido de carbono, el vapor de agua, y otros gases (aunque existan como meras trazas), absorben mucho calor. Por 32 años consecutivos (y hasta la fecha) la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera terrestre ha sido analizada continuamente y durante este tiempo el nivel de concentración ha aumentado de manera zigzagueante por las variaciones de primavera y otoño, desde 315 partes por millón (ppm) en 1958 hasta más de 355 a mediados de 1990. En primavera los árboles se llenan de hojas, retoños y flores con lo cual absorben más y en el otoño los pierden con el consecuente descenso en la cantidad que pueden absorber. Este ciclo natural se repite cada año y, además, cada año sobreviven menos árboles por la tala indiscriminada y la lluvia ácida. Muchos científicos, estudiosos de la atmósfera, predicen que nuestro planeta se tornará cada vez más caliente, pues al quemar más y más combustibles fósiles, pondremos en el aire más gases que actúan como el vidrio envolvente de un invernadero, atrapando el calor. Aunque se responsabiliza al CO2 de cerca de 50% del efecto invernadero, existen otros gases como el metano (CH4 ), que contribuye de 10 a 20%, al calentamiento atmosférico, absorbe 20 a 30 veces más calor que el CO2 aunque sólo dura en la atmósfera 10 años, mientras que el CO2 permanece 100 años. El metano ha ido creciendo en su concentración en la atmósfera, debemos recordar que lo produce la descomposición de materia orgánica por bacterias en medios anaeróbicos, o sea exentos de oxígeno y otras fuentes. La mitad de las fuentes de generación de metano son imputables a la actividad humana. En la atmósfera, el metano es oxidado sucesivamente en monóxido de carbono y en dióxido. Los clorofluorocarbonos (CFC), son otros causantes de la contaminación. Son gases poderosos que contribuyen al efecto invernadero y reducen la capa de ozono estratosférica que protege la Tierra. Si esto continúa, la radiación ultravioleta se incrementa y también el ozono a nivel de suelo. Han sido usados en los "spray", como gases de refrigeración, y en la fabricación de transistores y espumas plásticas. Las fuentes mayores de CFC en la atmósfera son los sistemas de aire acondicionado de los vehículos. No hace diez años, 48% de los automóviles nuevos contaban con aire acondicionado, y empleaban anualmente 120 000 toneladas métricas de CFC. Su uso ha sido prohibido en los vehículos nuevos, por su comprobada destrucción de la capa estratosférica de ozono.

  • Visita nuestro espacio en Facebook
  • Visita nuestro espacio en Instagram
  • Visita nuestro espacio en Twitter
  • Visita nuestro espacio en Google Plus
  • Visita nuestro espacio en Youtube
  • Visita nuestro espacio en Goolge Places

Compra Online

Consigue hasta 35,90€ de descuento

Contacto Atención al cliente web

Si deseas contactar con nosotros pincha aquí.

Rellenaa los campos para enviarnos tu mensaje

944 570 203

CENTROS GnG

Localizar centros GnG

Área de CLIENTES

Acceso de usuarios

¿Has olvidado tus datos de acceso?