¿Con qué se hacen las llantas?

Llanta blog GnG

Según datos del mercado, las llantas son el accesorio más vendido para el automóvil. La razón puede estribar en que determinan el tipo de neumático que puede llevarse y, sobre todo, que son claves si nos referimos al diseño del automóvil.

A nivel estético, digamos que las llantas son como las manos. Uno puede vestir un traje o un vestido de muy buena marca y llevarlo muy pulcro, pero con una manicura descuida, puede perderse todo el atractivo.

El día a día en el taller pone de manifiesto que las llantas también son un elemento generalmente muy desconocido. En esta entrada nos vamos a centrar en los tipos de materiales más usuales con los que se producen las llantas.

Llantas de acero

También conocidas como llantas de chapa. Este tipo de llantas es el más utilizado en los vehículos comerciales de gama media-baja. Presenta buenas cualidades mecánicas y un bajo coste de fabricación.

Destacan esencialmente por su resistencia, sobre todo a climatología adversa. Son de fácil limpieza. Son llantas resistentes a los golpes contra los bordillos, pero también resultan bastante pesadas.

El material no suele permitir un diseño con radios, con lo que para decorarlas suelen precisar de un tapacubos. Esto mismo produce una peor refrigeración de neumático y los frenos.

Llantas de aleación

Son las más usadas en todo tipo de coches. Resultan de combinaciones de diversos metales. Entre ellos suele predominar el aluminio. Su ligereza produce una mejor experiencia en la conducción y una mejora en la suspensión. Frente a ello son más sensibles a los golpes y resultan más difíciles de reparar.

Estas llantas facilitan la refrigeración del sistema de frenos y de los neumáticos. Por el contrario, tienen tendencia a la corrosión galvánica si no se cuidan convenientemente.

Llantas de magnesio

El magnesio es el metal más liviano y resistente de los materiales constructivos. De ahí que el coste de producción de este tipo de llantas es el más elevado. Resultan delicadas en tanto que son sensibles a los golpes, las temperaturas y la corrosión.

Aunque no son difíciles de encontrar, sobre todo las de aleación de magnesio, su mercado principal es el de la competición profesional.

Llantas de fibra de carbono

El modelado por ordenador ofrece actualmente el producto más preciso con la fibra de carbono. Los cierto también es que tienen un precio muy elevado, por lo que pocos los modelos las ofrecen. Solo marcas como Koenigsegg o Porsche llevan llantas fabricadas enteramente en polímero reforzado con fibra de carbono (CFRP).

Las llantas de fibra de carbono son ligeras y ofrecen una alta resistencia. A su vez proporcionan una notable mejora del rendimiento en la aceleración, la frenada, el confort de marcha, la dinámica del vehículo, y la reducción de peso.