Los coches más veloces de la actualidad

Existen muchas maneras de medir la excelencia de un coche, pero sin duda la velocidad es uno de los mejores parámetros para hacerlo y uno de los más utilizados. Quién no ha preguntado en más de una ocasión ¿y este coche cuánta velocidad alcanza? Por ello queridos GnG’ros, hemos decidido crear una lista con los automóviles más rápidos, entre los que, obviamente, no hemos incluido bólidos de carreras ni similares. Y aunque nos centramos en los coches más veloces y no en los más caros y espectaculares, la verdad es que estos conceptos suelen ir de la mano. Velocímetro Sin embargo, antes de iniciar esta lista, cabe resaltar que la medición que marca el velocímetro no es correcta, si bien es cierto que no difiera mucho de la realidad. ¿Y por qué? os preguntaréis. Por una razón lógica y sencilla. Si por algún motivo el velocímetro indicase que circulamos a una velocidad demasiado alejada de la realidad, el porcentaje de multas se multiplicaría. Dicho esto, ¡arrancamos! 1. Hennessey Venom GT A pesar de que no consiguió entrar en el libro de los record Guinness, el Hennessey registró el año pasado el que hasta entonces fue el record de velocidad con 434 km/h. Este coche, construido sobre el chasis modificado de un Lotus Elise, alcanza los 100 km/h en 2,4 segundos con una transmisión de 6 velocidades. 2. Koenigsegg One:1 Marca sueca que siempre quiso batirse a sí misma y de paso a todos sus contrincantes. El primer motor de este One:1 se hizo a mano con herramientas manuales, tardando unas 50 horas. Su diseño está basado en los monoplazas de la máxima categoría de Le Mans y solo se produjeron seis unidades. Antes de fabricarlos ya estaban vendidos. Como curiosidad, aún no se han encontrado neumáticos que aguanten el rendimiento del motor y el vehículo para calcular la velocidad máxima, aunque se estima en 445 km/h. 3. Bugatti Chiron El Bugatti Chiron es el rey por excelencia de la velocidad. Heredero del famoso Veyron, se ha convertido en el coche más rápido del mundo al alcanzar los 464 km/h de velocidad punta. Como curiosidad, se registró que a dicha velocidad el tanque de combustible se vaciaría en tan solo 9 minutos. Sin embargo, este precioso automóvil que cuesta en el mercado 2,4 millones de euros, está limitado a 420 km/h para circular por vía pública. 4. Bugatti Veyron En su día fue el coche más veloz por excelencia. Su versión más radical, el Veyron Super Sport, estuvo envuelto en una gran polémica. Alcanzó una velocidad de 431 km/h consiguiendo el record Guinness, pero tiempo después se descubrió que el Veyron SS se fabricó con un limitador para no superar los 415 km/h y proteger así los neumáticos. Sin embargo, el coche utilizado para batir el record llevó el limitador desactivado, cuando la organización exigía que debía ser igual al resto. Posteriormente, se le devolvió el record. Solo unos pocos privilegiados pueden permitirse este tipo de coches. Así que, desde GnG siempre recomendamos conducir respetando al máximo tanto los límites de velocidad como el resto de señales de tráfico. Conducir durante mucho tiempo a una excesiva velocidad es una práctica poco recomendable. A mayor velocidad, mayor concentración tenemos que tener en el volante. Además, GnG’ros, conducir rápido provoca que el coche envejezca y muchas son las partes del mismo que pueden verse afectadas. Así que, si eres fan de pisar el acelerador más de lo debido, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y pedir cita previa para que le echemos un vistazo al automóvil.

Existen muchas maneras de medir la excelencia de un coche, pero sin duda la velocidad es uno de los mejores parámetros para hacerlo y uno de los más utilizados. Quién no ha preguntado en más de una ocasión ¿y este coche cuánta velocidad alcanza?

Por ello queridos GnG’ros, hemos decidido crear una lista con los automóviles más rápidos, entre los que, obviamente, no hemos incluido bólidos de carreras ni similares. Y aunque nos centramos en los coches más veloces y no en los más caros y espectaculares, la verdad es que estos conceptos suelen ir de la mano.

Velocímetro

Sin embargo, antes de iniciar esta lista, cabe resaltar que la medición que marca el velocímetro no es correcta, si bien es cierto que no difiera mucho de la realidad.  ¿Y por qué? os preguntaréis. Por una razón lógica y sencilla. Si por algún motivo el velocímetro indicase que circulamos a una velocidad demasiado alejada de la realidad, el porcentaje de multas se multiplicaría. Dicho esto, ¡arrancamos!

Hennessey Venom GT

A pesar de que no consiguió entrar en el libro de los record Guinness, el Hennessey registró el año pasado el que hasta entonces fue el record de velocidad con 434 km/h. Este coche, construido sobre el chasis modificado de un Lotus Elise, alcanza los 100 km/h en 2,4 segundos con una transmisión de 6 velocidades.

Koenigsegg One:1

Marca sueca que siempre quiso batirse a sí misma y de paso a todos sus contrincantes. El primer motor de este One:1 se hizo a mano con herramientas manuales, tardando unas 50 horas. Su diseño está basado en los monoplazas de la máxima categoría de Le Mans y solo se produjeron seis unidades. Antes de fabricarlos ya estaban vendidos. Como curiosidad, aún no se han encontrado neumáticos que aguanten el rendimiento del motor y el vehículo para calcular la velocidad máxima, aunque se estima en 445 km/h.

Bugatti Chiron

El Bugatti Chiron es el rey por excelencia de la velocidad. Heredero del famoso Veyron, se ha convertido en el coche más rápido del mundo al alcanzar los 464 km/h de velocidad punta. Como curiosidad, se registró que a dicha velocidad el tanque de combustible se vaciaría en tan solo 9 minutos. Sin embargo, este precioso automóvil que cuesta en el mercado 2,4 millones de euros, está limitado a 420 km/h para circular por vía pública.

Bugatti Veyron

En su día fue el coche más veloz por excelencia. Su versión más radical, el Veyron Super Sport, estuvo envuelto en una gran polémica. Alcanzó una velocidad de 431 km/h consiguiendo el record Guinness, pero tiempo después se descubrió que el Veyron SS se fabricó con un limitador para no superar los 415 km/h y proteger así los neumáticos. Sin embargo, el coche utilizado para batir el record llevó el limitador desactivado, cuando la organización exigía que debía ser igual al resto. Posteriormente, se le devolvió el record.

 

Solo unos pocos privilegiados pueden permitirse este tipo de coches. Así que, desde GnG siempre recomendamos conducir respetando al máximo tanto los límites de velocidad como el resto de señales de tráfico. Conducir durante mucho tiempo a una excesiva velocidad es una práctica poco recomendable. A mayor velocidad, mayor concentración tenemos que tener en el volante.

Además, GnG’ros, conducir rápido provoca que el coche envejezca y muchas son las partes del mismo que pueden verse afectadas. Así que, si eres fan de pisar el acelerador más de lo debido, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y pedir cita previa para que revisemos tu automóvil.