Remedios de la abuela para rejuvenecer el coche

Consejos GnG

Hace no mucho os dábamos algunas pautas para lavar el coche. Esta vez os traemos unos consejos para que el vehículo luzca como el primer día. Trucos fáciles, con productos que todos tenemos en nuestra casa: en el aseo o en la cocina.

Vinagre o un secador, junto con un poco de maña, pueden suplir caros productos específicos y sacarnos de un apuro.

Os vamos a dar algunos consejos para eliminar manchas, olores o resolver pequeños problemas que no necesiten de una asistencia especializada como la de GnG.

SECADOR CONTRA LAS PEGATINAS VIEJAS

Te has comprado un coche de segunda mano y tiene una pegatina fosilizada de I love Peñíscola en la carrocería o en el cristal. No sufras porque con este consejo será fácil retirarla por muy incrustada que esté.

Para esta labor necesitarás una fuente de calor. Podría ser una pistola de calor que se usan en los talleres, pero lo mejor será un sencillo secador de pelo. Utilizado con cuidado te ayudará a remover el adhesivo viejo.

Si la pegatina estaba en el cristal, ayúdate de una tarjeta de plástico para raspar los residuos. Para eliminar los posibles restos de pegamento, utiliza un paño con vinagre.

COCA-COLA EN LOS NEUMÁTICOS

Si le quieres devolver a tus ruedas el color del primer día, no te pierdas este truco. Coge una lata de Coca-Cola, empapa bien un paño con el refresco y frota las cubiertas de tu coche. Deja actuar unos minutos y aclara. El negro volverá a tener la intensidad de cuando se pusieron.

Y si quieres que las llantas estén a la altura de tus neumáticos, pulverízalas con un desengrasante de la cocina, frota con un estropajo y aclara. El efecto perdurará.

MOTITAS DE RESINA SOBRE EL COCHE

Es habitual que al aparcar debajo de un árbol, este te deje como regalo pequeñas gotas de ámbar sobre carrocería y cristales. Te vamos a dar un truco sencillísimo para eliminar esa resina. Humedece un paño en alcohol y frota el exterior del vehículo. El agua caliente que hay en algunas estaciones de lavado también es un buen aliado en estos casos.

Se acabó el cantar eso de: Maldita Primavera.

HIELO PARA CHICLES EN LA TAPICERÍA

Si los pequeños de la casa han hecho de las suyas y te han dejado un chicle pegado a la tapicería, no sufras, porque son fáciles de eliminar. Tan solo necesitas frotar el chicle con un hielo y cuando se haya endurecido, rascarlo con la uña. Cuidado de no hacerlo con mucha fuerza para no levantar la tapicería con él.

CRISTALES DESLUMBRANTES CON PATATA

Los cristales son la cruz de todos los maniáticos de la limpieza. Nunca quedan del todo limpios. Siempre presentan brillos, restos de grasa, de goma de los limpias, etc. Hasta ahora con la siguiente fórmula.

Cuando cuezas patatas no tires el agua. Cuela el líquido en una botella, mezcla a partes iguales con vinagre y rocía los cristales con esta fórmula. Quedarán brillantes.

UN DESATASCADOR CONTRA LAS ABOLLADURAS

Si la chapa de tu coche presenta una abolladura localizada, puedes evitar tener que ir al carrocero con un simple desatascador de desagües.

Es muy fácil de hacer. Humedece la ventosa del desatascador. Colócalo en el centro de la abolladura y tira hacia afuera con suavidad. Igual que cuando pretendes desatacar una tubería. La chapa, si el daño no es muy profundo, volverá a su ser.

STOP CRISTALES EMPAÑADOS

Casi todos los coches modernos vienen equipados ya con el botón mágico para desempañar los cristales en pocos segundos los días de lluvia. En cualquier caso, hay un remedio casero que no falla para evitar, hasta cierto punto, esta incómoda situación que muchas veces compromete la visión y, por ende, la conducción.

El truco no es otro que frotar los cristales con una pastilla de jabón de manos convencional. Una vez hecho, frota la película creada con un paño limpio. Durante meses los cristales no se empañarán.

Si tú tienes algún secreto casero para mantener el coche en perfecto orden de revista, que quieras compartir, te invitamos a que completes nuestra lista.