Trucos para lavar el coche

Trucos para lavar el coche

Ya ha llegado la primavera y con ella el mejor tiempo, por lo que es época de salir con nuestro coche para disfrutar con familia y amigos de días espectaculares. Pero antes de ponerse al volante y realizar una excursión es recomendable lavar el coche, ya que las lluvias y bajas temperaturas del invierno habrán dejado huellas en el vehículo. Por ello, a continuación os mostraremos trucos lavar el coche a fondo.

Pero antes de empezar, en GnG creemos que esta operación se debe realizar en un lugar adecuado, donde exista una toma de agua con un desagüe apropiado y por supuesto, utilizar siempre productos biodegradables. Lo habitual es llevarlo al túnel de lavado e, incluso, los más motivados quitan el polvo con una bayeta o aspirador. Pero, si os animáis a hacerlo por vuestra cuenta, ¡os damos una serie de trucos para lavar el coche y dejarlo como los chorros del oro!

Sigue un orden de limpieza

Si quieres hacerlo bien y acabar lo antes posible, lo ideal es seguir un esquema de limpieza. Así, empezaremos por las ruedas, siguiendo por la pintura y el interior y terminando con los cristales. De no hacerlo de este modo, lo más probable es que nos veamos obligados a repetir alguna zona.

Hay que prestar también especial atención a los productos que vayamos a utilizar en cada parte de nuestro coche. Diferentes bayetas, cepillas con cabezales especiales para llegar a espacios recónditos (como los de las ruedas) e incluso cera protectora para un acabado profesional. Todo lo que sea necesario para mantener el auto en perfecto estado porque ¡cuidar el coche es fundamental!

Los neumáticos

Las llantas y los neumáticos son las partes que más se ensucian y, comenzando por aquí, evitaremos salpicar posteriormente zonas que ya hemos limpiado. Estas partes tienden a acumular suciedad y es que son las que están en permanente contacto con el asfalto. Hay que prestar especial cuidado ya que pueden arruinar por completo el aspecto de limpieza de nuestro coche recién lavado.

Además, el correcto cuidado de los neumáticos supondrá mejoras no solo estéticas, sino también de seguridad porque el caucho se encontrará más protegido y permanecerá en perfecto estado durante más tiempo. Ya sabéis GnGr’os que siempre insistimos en lo importante que es un mantenimiento óptimo tanto de las ruedas como del resto del vehículo.

La carrocería y tapicería

Para no dañar la pintura lo mejor es utilizar agua templada, ni muy caliente ni muy fría. Así mojaremos bien todo el vehículo para después pasar una esponja empapada en un cubo con agua tibia mezclada con limpiador específico para coches. Al terminar, aclaramos de nuevo todo con agua. Ni qué decir tiene que lo mejor es quitar la suciedad de arriba abajo para que esta no escurra y manche lo que ya habíamos limpiado.

En cuanto al interior, de nuevo mezclaremos agua y jabón para limpiar hasta el último rincón de la tapicería. Después, sacaremos las alfombrillas y las sacudiremos bien antes de pasar el aspirador por ellas y por el resto del coche, especialmente debajo de los asientos, donde se suele acumular bastante mugre. Y, por cierto, ¡no te olvides del maletero!

Los cristales

¿Cuántas veces hemos limpiado los cristales y nos han quedado aún peor de cómo estaban al inicio?  Es algo habitual, y es que la limpieza de los cristales es bastante delicada. Debemos conseguir que ningún resto de agua o jabón se acumule. Nuestro consejo es que nos ayudemos de limpiacristales y que los sequemos adecuadamente. ¡Hay que eliminar bien toda la humedad!, pero cuidado con dejar que se seque al sol, ya que puede dejar manchas.

 

¡Ya tenemos el coche limpio por fuera y por dentro! Tardaremos un rato, pero os aseguramos Gng’ros que el resultado será increíble. Volverás a ver tu coche como nuevo y siguiendo estos trucos tendrá un aspecto que no consiguen los lavados automáticos.